Me lo contaron y lo olvidé, lo leí y lo entendí, lo hice y lo aprendí.





viernes, 1 de julio de 2011

[Película] Coraline y la puerta secreta / Los mundos de Coraline

Es agradable, creo para todo lector, ver adaptaciones de un libro a una película; el resultado no siempre llega a serlo por desgracia, ya que se cae en adaptaciones "baratas" o comercializadas que solo se realizan para obtener ganancias haciendo modificaciones para acortar presupuesto o para darle más supuesto dramatismo.
Coraline, libro escrito por Neil Gaiman, tuvo una de las mejores adaptaciones que he visto en años y no me refiero a lo fiel que se apega a la historia, más bien es a lo fiel que se apega a la escencia del universo de Coraline. Sinceramente  Henry Selick  hiso un homenaje a este cuento infantil de terror, por que eso sí: Coraline es un cuento de terror (un cuento corto, 98 páginas contando la portada, la dedicatoria y algunos dibujos); un universo perfecto para el gran director y guinista que es éste ídolo.

Mismo universo, diferente historia es lo que hace esta adaptación un ejemplo de seguir, ya que los cambios fueron tantos que en verdad no es lo mismo que lees a lo mismo que ves; encontramos ovbiamente los mismos personaje (escepto a Wybie y su abuela, que no existen en el libro) y eventos parecidos, algunas frases y el entorno es el mismo, pero no podremos comparar los hechos de la película con los del libro. Al poco que vi la película y supe de la existencia del libro me dediqué a buscarlo, encontré una copia de libre difusión en el internet y me dispuse a leerla; acostumbrado a las descepciones del cine esperaba decir cosas como "le quitaron esto", "esto no fué así", "Esto jamás sucedió"... en fin, pero mi sorpresa es que no podía decir nada, desde el principio hasta el final leí una historia única, parecida pero única; más el universo, la escencia de miedo y de aprecio al personaje principal (que me cautivó en la película y en el libro) fué el mismo. Los personajes en ambos medios tienen su personalidad definida, parecida en algunos casos, pero se adaptan a la historia presente en ambos casos.

Me atrevo a decir que no hubo mejor adaptados para este cuento que Henry Selick, su estilo gótico seductor de siempre es el mismo que se obtiene al leer el libro: un mundo bizarro que tiene ciertos toques de... tal vez melancolía, o tristeza, posiblemente miedo o ese preciso toque ligero de ¿Sadismo? (no, no creo, no es nada enfermiso) constante en el ambiente pero que se disfruta con la forma en que se muestra es lo que se llega a percibir en ciertos momentos del libro, y es que también Neil Gaiman logró plasmar esa misma sensación. No es de extrañarse la sincronización de los universos, ya que hablamos del mismo director de "The nigthmare Before Christmas".

Les recomiendo ambas historias en cualquier orden, aunque claro soy de los que prefieren primero leer y luego ver.

EDITADO: Encontré esta copia digital del libro de libre difusión:
https://rapidshare.com/files/2322242362/Coraline%20-%20Neil%20Gaiman.pdf

Perfil Google+